Piercings

piercings
Los piercings son perforaciones que se hacen en sitios estratégicos del cuerpo y que tienen una sola función, adornar. Ahora bien, ¿Qué es un piercing? ¿Qué tipos de piercing existen? ¿Dónde se pueden colocar? Si quieres saber la respuesta a todas estas preguntas, sigue leyendo a continuación ya que trataremos en profundidad todas tus dudas.

Te facilitamos encontrar un centro de Piercings

1.Dinos qué necesitas

Contesta en menos de 2 minutos qué buscas

2.Compara GRATIS varios presupuestos

Una vez publicado tu anuncio, comenzarás a recibir presupuestos de los profesionales interesados en hacer tu trabajo.

3. Elige sin compromiso el profesional adecuado

Lee las opiniones y trabajos hechos a usuarios que como tú buscaban un profesional.

Te facilitamos encontrar el mejor Piercing

Registrate en Kaosystem.com No te enviaremos spam.

Explica que tipo de piercing quieres hacerte, detallando zona del cuerpo, ideas que tengas… También puedes subir tus imágenes.

En cuanto publicas tu anuncio los estudios de piercing te empezarán a realizar ofertas para que tú las compares. Lee opiniones de otros usuarios y valoraciones para acertar.

Elige sin compromiso el piercing que te interesa pulsando el botón de aceptar oferta de esta forma sabrá que tiene un nuevo cliente.

Una vez realizado el trabajo puedes valorar qué tal ha sido el trabajo, una buena valoración le ayudará a conseguir nuevos clientes.

¿Qué es un piercing y qué utilidad tiene?

Tal y como hemos adelantado, los piercings son perforaciones que se hacen en el cuerpo y que tienen como objetivo adornar gracias a la joya que se coloca. Pero esto no ha sido siempre así. Hace miles de años los pendientes en el cuerpo sí que tenían un significado, el alejar a los malos espíritus.

Ha sido en la época de los años 70 cuando hemos trasladado este ritual espiritual a un ritual estético. Todo el mundo puede llevar hoy en día un piercing, es más, es mucho más habitual ver a personas llevando joyas por el cuerpo que sin ninguna, especialmente entre los más jóvenes.

Pero, ¿Qué tipos de piercing existen y dónde se pueden colocar? ¿Todo vale en este terreno? En principio sí, puedes colocarte un pendiente donde más te guste, aunque cada zona puede tener sus complicaciones.

Tipos de piercing que existe en la actualidad

Si echas un vistazo a tu alrededor habrás visto que en la actualidad se pueden encontrar piercings en todas partes del cuerpo, y no todos tienen nombre. Es por eso por lo que, a continuación, vamos a conocer el nombre de los tipos de piercing más comunes y dónde se colocan.

En la cara

La cara es el lugar del cuerpo en el que se suelen hacer más perforaciones. ¿Cuáles son?

En el resto del cuerpo

Los tipos de piercing que se colocan en el cuerpo también son bastante variados. Vamos a conocer los más importantes.

Dependiendo de la zona se usará un tipo de joya u otra ya que no todas las zonas del cuerpo aceptan de igual forma los materiales, aunque es fundamental que sean todos de buena calidad.

Las joyas que se usan en los piercings, ¿Cuál me pongo?

La joya que te ponga el anillador tiene que adaptarse a la perforación que te has realizado, es decir, no podrás ponerte una joya que se usa para el labio, por ejemplo, en el ombligo. La cicatrización podría ser un completo desastre. Es por eso por lo que siempre recomendamos que le hagas caso a tu anillador y te dejes que te aconseje en este aspecto.

Materiales que se usan en las joyas de los piercings

Tal y como hemos dicho, los materiales tienen que tener una buena calidad para garantizar una buena curación ya que no todos los materiales son aptos para un primer momento. Tienes que tener en cuenta que un piercing es una herida que hay que sanar, por lo que los materiales tendrán que ser buenos y adecuados para que el proceso de cicatrización sea óptimo. Pero, ¿Cuáles son esos materiales?

Cómo se cuida un piercing

Lo más importante cuando uno decide hacerse una perforación, además de escoger un estudio adecuado para ello, es el cuidado del piercing. El anillador, por norma general, te suele dar una serie de pautas que hay que seguir para sanar la herida sin ningún tipo de problema, pero no siempre lo recordamos. Es por eso por lo que a continuación vamos a dar las pautas adecuadas para saber cómo se cuida un piercing, sea cualquiera de los tipos de piercing que existen.

El proceso de curación es muy sencillo. Hay que mantener la zona seca y para ello tendrás que usar una gasa nueva cada vez que vayas a curar tu pendiente. Es importante mantener la zona limpia, por eso se recomienda lavarlo tres veces al día con agua tibia y un jabón neutro. También puedes usar suero fisiológico y algún tipo de antiséptico para que cicatrice más rápido, pero no es necesario.

Mantén la zona limpia y no te seques con la toalla, sino con gasas desechables. Ten en cuenta que si en la toalla hay un hongo, puedes pasarlo al pendiente, o al contrario. Crearías un ciclo continuado que no dejaría que el piercing se curase del todo.

Eso sí, no cambies la joya en el proceso de curación. Ten en cuenta que la que te han puesto en el estudio de piercings es la más adecuada para que la perforación se cure, así que no te cambies la pieza por otra de otro material que puede hacer que el agujero se infecte. Espera el tiempo reglamentario antes de cambiar el pendiente.

¿Cómo sé que mi piercing está curado?

Esto es muy ambiguo ya que el único que te podrá decir si tu piercing está curado al cien por cien es tu anillador. Así que si quieres saber cuál es el estado en el que está tu piercing, acude al estudio en el que te lo hiciste. No obstante, sí que existe un tiempo estipulado de curación.

En el caso de la lengua o los lóbulos de las orejas, que son las zonas en las que la cicatrización es más rápida, puede tardar como mínimo cuatro semanas completas. En el resto del cuerpo la cicatrización puede durar mucho más, incluso un año en el caso de los genitales o el pezón.

¿Cuánto cuesta un piercing? ¿Duele?

Tanto el precio como el dolor variará dependiendo de la zona. En cuanto al dolor, además de la zona, depende mucho de la persona y de su capacidad de soportar el dolor. Mientras muchas personas afirman que el piercing del pezón les ha dolido muchísimo, otras declaran que no, que no duele apenas. Es por eso por lo que no hay un medidor del dolor. Esto dependerá mucho de ti.

El precio también depende de la zona en la que te quieras colocar una joya y del estudio en el que te lo hagas, aunque suelen rondar los mismos precios. Puedes encontrar un precio desde 20 o 25 euros, e incluso menos, por las perforaciones en las orejas, hasta los 50 euros, aproximados, que puede costar una perforación en los genitales. Todo depende de los tipos de piercing que tú quieras ponerte.

Resumen:

Otros servicios ofrecidos:

Te puedes hacer un piercing en alguna de estas ciudades: