Piercings en la nariz

Una de las perforaciones más populares es la que se realiza en la nariz. El piercing nariz es bastante discreto, por lo que es la opción número uno para personas que por temas laborales no puede llevar otras joyas más llamativas. Además, esta clase de piercing se puede adaptar a todos los estilos, desde el más sofisticado hasta el más urbano.

A continuación vamos a dar toda la información alrededor del piercing en la nariz, desde las clases que existen con sus respectivos nombres hasta qué tipo de piezas se suelen colocar o cuál es el cuidado específico de este piercing. Así que si estás pensando en hacerte este pendiente tan versátil, no dudes en seguir leyendo.

Clases de piercing nariz: ¿Cuántos tipos existen?

Si hablamos de piercing en la nariz seguramente te vendrá a la cabeza el clásico que se coloca en una de las aletas de la nariz. Su nombre es nostril y no es el único sitio donde se puede colocar una joya en la zona de la nariz. ¿Quieres saber dónde más puedes ponerte un piercing en la nariz? Pues sigue leyendo.

Nostril

Tal y como hemos dicho, el nostril es el piercing más común de la nariz. Se realiza en una de las aletas de las fosas nasales, o bien en la izquierda o bien en la derecha, y puedes optar por diferentes joyas. Minilabret, aro, nostril, screw o mini barbell, dependiendo de tus gustos. Recuerda que podrás cambiar la pieza cuando haya terminado el período de cicatrización.

La zona en la que se realiza esta perforación es un cartílago, por lo que el tiempo de curación puede ascender a los 4 meses o más, dependiendo de tu tipo de piel, de tu nivel de cicatrización y del cuidado que le des. Es uno de los piercings que menos duelen, de ahí a que sea tan popular y que lo lleven muchas personas jóvenes.

Nostril Alto

El nostril alto es, como bien dice su nombre, un piercing similar al nostril pero un poco más alto. En vez de hacerse justo en la aleta nasal, se realiza un poco más arriba. por encima de la curvatura natural de la nariz. En este caso no podrás ponerte una joya en forma de aro ya que son mucho más pequeñas.

No es necesario perforar el cartílago, por lo que el dolor será un poco menor (aunque parezca justo lo contrario). El período de curación es el mismo que en el caso del nostril, solo que este piercing en la nariz es posible cambiarlo antes.

Bridge o puente

El piercing bridge es uno de los más actuales, es más, es mucho más común ver a jóvenes con el piercing puente que con que nostril. La perforación se realiza dentro de la nariz, justo debajo del cartílago. Esta zona es bastante carnosa por lo que, a riesgo de parecer lo contrario, es un piercing fácil de hacer y de un dolor medio.

El tiempo de cicatrización es mucho menor que en el caso del nostril, ya que aquí no se agujerea el cartílago, y puede llevar diferentes joyas, desde aros abiertos hasta pendientes tipo barbell. Todo dependerá de si quieres llevar una joya discreta o no.

Nasallang

Aunque a simple vista el piercing Nasallang se asemeje al nostril, no lo es, ni tampoco son dos nostril, uno en cada lado de la nariz. El Nasallang se realiza atravesando las dos aletas nasales. Para ello se pasa la aguja por el centro del tabique nasal para unir los dos agujeros con una sola joya.

El dolor de esta perforación, al igual que en el caso del piercing bidge, es medio, bastante soportable y su período de cicatrización también suele ser bastante rápido. En el caso del Nasallang podrás llevar o bien un barbell recto o bien un minilabret, dos joyas que pueden resultar bastante discretas.

Punta de la nariz en vertical

Una de las perforaciones menos comunes es el que se realiza en la punta de la nariz en forma vertical. Es probable que nunca hayas visto este piercing en la nariz, pero existir, existe. El procedimiento es muy sencillo ya que se perforará esta zona de la nariz de abajo hacia arriba.

El tiempo de cicatrización está en torno a los 2 meses, el dolor es medio, igual que el resto, y solo se puede colocar un tipo de joya, el barbell curvo, ya que es la que hará que tu nariz no intente expulsarlo.
De qué material debe de ser la joya para el piercing nariz

Al igual que para cualquier otra perforación, lo más recomendable es el titanio. No obstante, se pueden usar otros materiales, como el oro, para colocar una joya en el piercing nariz. Eso sí, es importante que el material del que esté hecha la joya no tenga níquel.

Una vez elegida la joya, que te recomendamos que lo hagas en el propio estudio de piercings, podrás colocarte tu nuevo piercing.

Cómo te realizarán la perforación

El proceso es muy sencillo y es similar para todas los piercing, solo cambia el sitio y la joya que se escoja. A continuación vamos a conocer los pasos que tendrá que seguir el anillador:

● El primer paso que dará es el de coger unos guantes. Si tienes algún tipo de alergia al látex, comunícaselo al especialista para que escoja unos guantes libres de látex, que deberá tener en el estudio.
● Acto seguido procederá a desinfectar la zona ligeramente y a marcarla. Te enseñará el lugar que ha pintado para que le digas si ese sitio te gusta o no. Puedes repetir el proceso hasta que el punto esté colocado en el lugar adecuado.
● Una vez pasado esto, el anillador cogerá unas pinzas que tienen una forma circular para agarrar bien la zona. Seguidamente pasará la aguja hasta la mitad y luego empezará a meter la joya y a quitar la aguja a la misma vez. Así hasta que, finalmente, la joya quede en su sitio y la aguja ya esté fuera.

Como ves, es un proceso bastante sencillo de realizar y para el que apenas necesitas cinco minutos. Así que si tu sueño es tener un piercing en la nariz, es el momento.

La curación del piercing nariz

Tener un piercing cuidado no es nada complicado ya que tan solo tendrás que lavar la zona y evitar tocarla lo máximo posible. Tendrás que aplicar jabón neutro o suero fisiológico tres veces al día hasta que veas que el pendiente está totalmente curado. Pueden pasar cuatro meses o pueden pasar seis, todo depende de tu cuerpo y de su forma de cicatrizar.

Ni te lo toques, ni lo laves con agua con sal (un remedio bastante antiguo que, en realidad, no sirve para nada), ni cambies la joya antes de tiempo. Todo esto puede hacer que tu nuevo piercing se infecte.

Qué hacer si se me infecta el piercing nariz

Al realizar una perforación se daña la piel, ¿Qué significa esto? Pues que el proceso de cicatrización de un piercing no es más que el período de curación. Si haces algo mal, la zona podrá verse infectada y dolorida, así que, ¿Qué hay que hacer en estos casos?

Lo primero es acudir cuanto antes al anillador. Él te dirá si el pendiente está infectado y hay que retirarlo o si es una pequeña infección que se cura con un poco de cuidado. Te mandará cristalmina, que es una solución para eliminar hongos y bacterias, para aplicarlo justo antes de lavarlo con jabón neutro.
A veces también es necesario que acudas a tu médico de cabecera para que te recete una pomada con cortisona para que la infección no vaya a más, pero esto suele pasar en los casos más extremos.

Otros tipos de piercings:

Ver profesionales ¿Buscas un profesional? Recibe presupuestos gratis