Blog

antoniom
16/02/2018
Blog de Rotulación a mano No hay comentarios

Pizarra de tiza: rotúlala para que funcione

La pizarra de tiza es capaz de conseguir grandes beneficios para muchos comercios de forma muy barata. Esta losa delgada de piedra se popularizó en el siglo XIX cuando un profesor cayó en la cuenta de que se trataba de un material mucho más económico y resistente que el papel. A día de hoy, la pizarra ha pasado de ser un instrumento útil en el entorno educativo a ser una herramienta imprescindible en el ámbito de la publicidad. Sacarle jugo a la pizarra de tiza es muy fácil si sabes adaptarla a tu negocio y si la dejas en manos de rotulistas profesionales.

¿Para qué quiero una pizarra de tiza?

Antes de adquirir una pizarra de tiza para tu establecimiento debes preguntarte cuál será su uso, qué función tendrá. Por lo general, las pizarras suelen instalarse por dos razones: para decorar un espacio de forma original o para transmitir una información al cliente.
Si buscas una pizarra cuya única función sea la decorativa, lo más recomendable es que contactes con un profesional de la rotulación a mano (puedes hacerlo a través de Kaosystem.com) y le cuentes qué tienes entre manos. Juntos podréis elegir el tipo de letra a utilizar, los colores y si el texto puede ir acompañado o no de ilustraciones. Lo más importante es que, si quieres que tu pizarra decore y no moleste, elijas un diseño cuidado y centrado en la actividad de tu negocio. No por saturar con muchas letras y dibujos llamarás la atención de más personas.

Promociona tus productos

Si por el contrario tu pizarra de tiza va a tener la finalidad de comunicar una oferta o promoción especial, en este caso no solo cobran importancia el color y la tipografía, sino también el tamaño de la letra. Un texto demasiado diminuto puede no ser visto por todos; es recomendable recurrir a estrategias vistosas y creativas. Para destacar un precio, sé original y no te limites a escribir números enormes como se hacía en los carteles de antaño.
En algunos locales, la pizarra de tiza se usa para ofrecer una información al visitante. En los bares, por ejemplo, las pizarras se utilizan para exponer la carta de platos o el menú del día. En ocasiones se forra una pared entera con pizarra para cumplir con las dos funciones mencionadas anteriormente: comunicar y decorar.

Dónde instalar tu pizarra de tiza

La ubicación de una pizarra también es muy importante. En zonas turísticas o en calles muy transitadas, los comercios suelen incorporar una pizarra a su fachada para llamar la atención de los paseantes. Pueden promocionar un producto, transmitir un mensaje o, sencillamente, presentarse al público.
Si vas a poner tu pizarra en el exterior, lo más aconsejable es que busques buenos materiales. En este caso, busca pizarras que no sean endebles y resistan vientos y lluvia.
Si prefieres una pizarra en el interior de tu negocio, piensa bien el mejor lugar para su ubicación. Si buscas un efecto inmediato, procura que sea lo primero que ve un cliente al entrar en tu local. De lo contrario, perderá efectividad.

Pizarras que dan la vuelta al mundo

Y para muestra de lo impactante que puede llegar a ser una pizarra, una noticia que saltó a la prensa hace cosa de unos meses: El mensaje que un hostelero argentino redactó en su pizarra dio la vuelta al mundo por su ingenio.
La selección de fútbol de Brasil y la selección argentina se disputaban la clasificación en la Copa Mundial de la FIFA 2018 (Rusia), por lo que el propietario del bar decidió atraer público a su local escribiendo lo siguiente en su pizarra de tiza: “Si ganamos con goles de Kun y el Pipa, cenás gratis. Argentina vs Brasil 20:15”. Resulta que Kun y Pipa tenían de todo menos gol y Brasil ganó el encuentro, así que el hostelero no perdió dinero y la pizarra le sirvió para darse a conocer internacionalmente. Esto demuestra que no solo la forma de rotular tu pizarra es importante, sino que también es fundamental lo que escribas en ella.

Claves para tu éxito

Si vas a incorporar una pizarra a tu negocio, recuerda:

  • Aclara su función.
  • Haz una rotulación con gusto pensando en su utilidad.
  • Piensa bien su ubicación. Discútela con un experto en marketing.

Comentario