Blog

antoniom
26/09/2016
Graffiti Blog No hay comentarios

Graffitis arte o vandalismo

Los artistas callejeros, el graffiti y sus formas de expresión alrededor de las ciudades. Estos temas siempre están envueltos en una discusión acerca de la concepción del graffiti no como una forma de expresión artística, sino como una forma de vandalismo. Las sociedades poco a poco van abriéndose a la discusión y empiezan a reconocerle al graffiti un gran valor como medio de expresión de grupos sociales marginados, pero en otras partes todavía está anquilosada la idea de que el graffiti no es más que un acto de vandalismo llevado a cabo por personas insatisfechas con su realidad socioeconómica.

¿Por qué no está bien visto el graffiti?

No todo garabato o dibujo en una pared es un graffiti, por eso hay que separar las expresiones artísticas que pueden estar ligadas al movimiento grafitero, con el vandalismo de algunas personas que desean expresar algún tipo de enojo o simplemente llamar la atención arruinando un espacio público. Cuando defendemos el graffiti lo que estamos haciendo es referirnos a los diseños que están pensados para dejar un mensaje concreto y constructivo, o incluso para embellecer una fachada, pero nunca simplemente de actos vandálicos para destruir propiedad privada o pública.

En algunas ciudades el estado ha tomado medidas para controlar el graffiti, pero no a través de meros castigos, sino encargando a los artistas la creación de obras específicas en zonas de la ciudad. Aquí nace otra discusión, ya que muchos grafiteros consideran que si la obra no se hace con el peligro de tener al estado en contra, entonces el graffiti pierde su esencia contestataria. La discusión acerca de la divisoria de aguas entre el graffiti como acto vandálico y graffiti como arte no tiene límites claros, pero sigue vigente en las discusiones en municipios de todas partes del mundo.

Grafiteros en el mercado del arte

Para entender la transformación del graffiti en una pieza más del engranaje capitalista hay que ver a artistas como Banksy, cuyas obras más famosas incluso cotizan en el mercado del arte. Allí la discusión acerca del graffiti como arte o vandalismo parece haber sido saldada, pero no todos los artistas tienen el desenlace de Banksy con sus obras. Allí es donde el graffiti sigue considerado un acto vandálico o una forma de expresión irreverente y totalmente contraria a las autoridades.

Una discusión que lleva muchos años y que difícilmente vaya a saldarse algún día. Mientras tanto, los gobiernos siguen estableciendo normas y medidas para intentar convivir con el fenómeno del graffiti de maneras positivas tanto para los artistas como para los ciudadanos.

Si te gustan los graffitis, te recomendamos leer

Graffitis en habitaciones
Muelle
Seen
Tifón
Graffitis como Arte Urbano

Ciudades en las que te recomendamos contratar grafiteros profesionales

Salamanca
Las Palmas de Gran Canarias
Ibiza
Huesca
Barcelona
Madrid
Zaragoza

Comentario