Tatuajes de retratos

Significados de Tatuajes de Retratos

Un retrato es la representación del físico de una persona, en concreto del rostro y parte del tronco. Se hacen tanto en fotografía como en pintura , literatura…y en formatos más actuales. Se usan como decoración en las casas, en las instituciones…y en fotografía , para los documentos personales.

Es necesario ser artista para observar y captar los rasgos más destacados de la persona, y para reproducir con la mayor exactitud el aspecto físico y la personalidad del retratado.

Ha habido retratistas famosos a lo largo de la historia: Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael,Tiziano, Tintoretto, Rubens, Monet, Gauguin, Van Gogh, Picasso… incluso autorretratistas: Velázquez, Goya, Frida Kahlo, Durero, Rembrandt, Andy Warhol…

Tatuaje

Realizar un retrato exige maestría y cuando la piel se convierte en lienzo resulta más complicado. En ella se puede plasmar con un tatuaje el retrato de un ser querido, un retrato familiar o el de un personaje admirado.

El tatuador debe ser un buen experto en dibujo, que domine la técnica, que sea preciso para captar la esencia de la expresión del retratado.

Normalmente se parte de una fotografía y se estudian con detalle, sus luces y sombras. Se hace una plantilla donde se plasman esas sombras y la plantilla se transfiere sobre la piel, sabiendo que no es una copia exacta, aunque el realismo es determinante en estos trabajos.

El tatuaje  de retrato debe tener unas dimensiones adecuadas, debe ser de tamaño grande o medio, pues de otra forma no podrá lucir rasgos y detalles. Es muy difícil que quede bien un retrato hecho tatuaje si el tamaño es pequeño, con pequeño nos referimos al tamaño de una palma de una mano.

Hay que elegir una zona del  cuerpo que no sufra deformaciones o cambios con el paso del tiempo, como el muslo, el pecho, el brazo, el omóplato.

Los tatuajes de retratos más demandados son de familiares, famosos o personajes de series o ficción.

El retrato de tu hijo en un tatuaje puede ser una bella decisión.