Tattoos Música

Sin lugar a dudas, los tatuajes de música son unos de los más populares de todos. Y es que, lo cierto es que a todo el mundo le gusta la música; quizá haya quienes prefieran el reggae mientras a otros les gusta una buena dosis de rap, pero no hay nadie a quien no le apasione la música.

Este tipo de tatuajes son uno de los diseños más bellos que existen y, además, dan opción a un mundo de posibilidades. Existen miles de diseños disponibles, desde los más sencillos hasta los más complejos.

Los tatuajes de música más originales

Si adoras la música y quieres grabar un determinado diseño relacionado con ella en tu piel, a continuación te contamos una serie de ideas.

Notas musicales

Este es el diseño más habitual de todos, tanto entre hombres como entre mujeres. Existen muchísimos tipos de diseños diferentes; desde los más sencillos, una simple nota musical de estilo minimalista, hasta los más complejos, un pentagrama con un conjunto de notas musicales.

Generalmente, este tipo de tattoos son de pequeño tamaño y se ubican en zonas como la nuca, la muñeca o el tobillo. Una opción muy interesante.

Aunque las notas musicales sean un diseño muy popular entre los amantes de la música, puedes animarte a personalizar el tattoo con algo que haga de él algo único y muy especial. Por ejemplo, si eres una persona con una gran fortaleza y valentía, puedes animarte con el tattoo de un tigre o un lobo junto con la nota musical.

Hay quienes incluso se animan a crear figuras con las notas musicales. A modo de ejemplo, si te defines como una persona llena de luz y de energía, puedes animarte con el tatuaje de un sol, cuya silueta esté formada por diferentes notas musicales. Es una idea realmente original y que queda muy bien en cualquier zona del cuerpo.

Instrumentos musicales

Otra opción en torno a los tatuajes de música es grabar en tu piel un determinado instrumento al que le tengas especial cariño: un saxofón, una guitarra… ¡Tienes muchísimas alternativas disponibles!

Si quieres que el tattoo defina por sí mismo tu personalidad y tus aficiones, puedes acompañarlo con un determinado texto o dibujo. Si realmente sientes pasión por la guitarra, puedes apostar por un diseño de guitarra junto con varias rosas rojas, las cuales representan la fuerza de la pasión.

Generalmente, los tatuajes de instrumentos musicales se realizan a color, aunque lo cierto es que también hay quienes se decantan por simples siluetas en blanco y negro.

Pentagrama

Todos tenemos una determinada canción que nos recuerda algún momento especial en nuestras vidas. Pues bien, si quieres llevarla grabada en tu piel, puedes escoger alguna estrofa de la misma y grabarla a modo de pentagrama en tu piel.

Si quieres que este tatuaje luzca de lo más original, puedes grabarlo en tu antebrazo a modo de espiral.

Sobre la mejor zona del cuerpo en la que quedan mejor este tipo de tatuajes, lo cierto es que no hay nada escrito. Los tattoos de música admiten todo tipo de diseños, tanto de pequeñas como de grandes dimensiones. Actualmente, algunas de las zonas en las que más se llevan los tatuajes son la nuca, las costillas, o incluso debajo del pecho en el caso de las mujeres.

Tatuajes sonoros: el futuro ya está aquí

Los tatuajes sonoros son una de las últimas tendencias en el mundo de los grabados en la piel. La idea original surgió de forma totalmente casual: el estadounidense Nate Siggard tenía un amigo que se tatuó la primera línea de la canción ‘Tiny Dancer’, de Elton John. Así, la pareja de Siggard preguntó si no sería maravilloso tener la oportunidad de escuchar el tatuaje.

Así, Siggar comenzó a idear el proyecto. El primer tatuaje sonoro del mundo se lo hizo él mismo en su propia piel; la voz de Juliana diciéndole ‘I love you’ y el balbuceo de su bebé que por aquel entonces tenía cuatro meses.

El método es relativamente sencillo. Se realiza una grabación de un minuto como máximo de duración. A continuación, se cuelga en la web de Skin Motion, quien se encarga de reproducir el sonido en forma de ondas de sonido; así, el resultado se imprime como si fuera una calcomanía. Así, con dicha reproducción, el tatuador se encarga de grabarla en la piel del cliente.

De esta forma, una aplicación disponible tanto para Android como para iOS, se encarga de leer el tatuaje como si fuese un lector de código de barras, y reproducirlo.

Es un tipo de tatuaje por el que de momento no han apostado demasiadas personas en todo el mundo, pero lo cierto es que su popularidad está aumentando a pasos de gigante. Seguro que en unos pocos años millones de usuarios tendrán tatuajes parlantes grabados en su piel.