Tatuajes lineales

Cuando pensamos en un tatuaje, lo primero que se nos viene a la cabeza es un diseño de estilo realista, lleno de detalles. Pues bien, lo cierto es que esto no tiene que ser así necesariamente. Y es que los tatuajes lineales, en los que, tal y como su propio nombre indica, la linea es la protagonista, es una de las principales tendencias en la actualidad. Generalmente son de tamaño pequeño, sin apenas detalles y basados en simples líneas.

A pesar de su sencillez, lo cierto es que en ocasiones pueden ser muchísimo más ricos en detalles que las composiciones de gran tamaño. Y es que ya sabemos que a veces, menos es más.

Diseños de tatuajes lineales

● Rosas: los tattoos de flores, junto con los de animales, son unos de los más populares de todo el mundo, tanto entre hombres como entre mujeres. Así, si estás buscando un tatuaje bonito pero no demasiado llamativo, una rosa con un diseño de estilo lineal es una opción excelente. La simple silueta de esta flor tan especial grabada en zonas como la nuca, el antebrazo o el tobillo. Un diseño muy sencillo y minimalista que realmente queda de maravilla.
● Animales: los tattoos de animales son unos de los preferidos a nivel global. La gran mayoría de personas opta por grabar con tinta en su piel aquellos animales que de alguna manera se identifican con su propia personalidad y valores. Así, si tienes una personalidad muy noble y además te consideras una persona sumamente inteligente, el tatuaje de un delfín es una opción extraordinaria para tí. En vez de apostar por un diseño de estilo realista, la silueta de un delfín queda de maravilla en cualquier zona del cuerpo.
● Viajes: si hablamos de tatuajes lineales, no podemos olvidarnos de los tatuajes relacionados con los viajes y las ganas de vivir y disfrutar de nuevas aventuras. Si eres una persona a la que realmente le gusta viajar, existen una gran selección de tattoos lineales relacionados con esta temática. Puedes apostar por ejemplo por la bola del mundo; un diseño muy sencillo en el que únicamente se representa la silueta de los diferentes continentes. También una brújula; o incluso un avión u otro medio de transporte.
● Figuras geométricas: por supuesto, si hablamos de tattoos lineales, no podemos dejar de lado las figuras geométricas. Son muchísimas las personas que se animan a grabar en su piel círculos, triángulos, cuadrados… A pesar de tener un diseño muy sencillo, lo cierto es que son formas muy ricas en cuanto a significado y simbolismo.

Zonas del cuerpo para tatuar

A la hora de hacerte un tatuaje, una vez has escogido aquel diseño que más te gusta y que mejor se adapta a tu propia personalidad, el siguiente paso es decidir en qué zona del cuerpo vas a grabar el diseño en cuestión.

Tal y como hemos señalado, los tatuajes lineales son por lo general de pequeño tamaño. Así, se adaptan muy bien a cualquier zona del cuerpo. Todo depende de lo más o menos visible que deseas que sea el tattoo en cuestión, así como tu grado de tolerancia al dolor teniendo en cuenta que hay algunas zonas que resultan más dolorosas que otras.

Algunas de las zonas en las que tradicionalmente más personas se han animado a grabar todo tipo de diseños son el antebrazo, la muñeca, el tobillo, o el hombro. No obstante, actualmente hay cada vez más personas que apuestan por innovar y grabar los diseños en zonas como detrás de la oreja, la nuca, el dorso de la mano, o incluso el dorso del pie.

Una de las grandes ventajas que ofrecen los tatuajes lineales es que, al ser tan sencillos, resulta muy complicado, prácticamente imposible, cansarse de ellos. Esta es una cuestión de suma importancia ya que los tattoos permanecen para siempre grabados en la piel.