Tatuaje flor de lis

El tatuaje de flor de lis es uno de los más demandados en la actualidad por hombres y mujeres de todo el mundo. Un diseño muy demandado ya que tiene un gran componente estético y, además, está cargado de significado y simbolismo.

Flor de lis

La flor de lis es la representación simbólica de un lirio. Se trata de un símbolo muy utilizado a lo laego de la historia por numerosas civilizaciones y sociedades, generalmente para representar el poder, el honor y la lealtad; en ocasiones también se le asocian propiedades relacionadas con la pureza tanto del cuerpo como del alma.

Estudios realizados recientemente señalan que el origen de esta flor se encuentra en la flor de loto del antiguo Egipto varios miles de años antes de Cristo. Uno de los usos más conocidos de la flor de lis tuvo lugar en el reinado del rey Luis VII en Francia en el Siglo XII; se utilizó esta flor en un sello por primera vez.

Tatuajes de flor de lis: su significado

La flor de lis es uno de los tatuajes que está más de moda en estos momentos por varios motivos. Por un lado, por su gran sentido estético; lo cierto es que queda muy bien en cualquier zona del cuerpo y, además, admite una gran selección de diseños diferentes, para todo tipo de gustos y preferencias. Y, por otro lado, porque la flor de lis está cargada de significado y simbolismo.

● Poder: uno de los significados más extendidos en torno a esta flor es el del poder, el honor, la lealtad y la soberanía. Por lo tanto, un tatuaje de flor de lis simboliza todas estas cualidades en una persona. Si realmente tu personalidad se adecúa a ellas, un tattoo de este tipo es una opción estupenda para ti. Sin duda, una gran declaración de intenciones; todas aquellas personas que te rodean y que conocen el significado de la flor de lis sabrán que eres una persona leal y honesta, en la que se puede confiar.
● Scout: Robert Baden-Powell fundó el movimiento scout a principios del Siglo XX, estableciendo la flor de lis como símbolo de los escoltas por dos razones. En primer lugar, porque los tres pétalos de la flor simbolizan los tres pilares sobre los que se asienta este movimiento: Patria, Hogar y Dios. Y, por otro lado, porque los tres pétalos representan las tres virtudes que deben tener todos los boy scouts: abnegación, lealtad y pureza.
● Religión: la flor de lis también tiene un cierto significado religioso. Hay quienes señalan que los tres pétalos de la flor simbolizan la Santísima Trinidad.

Generalmente, los tatuajes de flor de lis se realizan acompañados de otros diseños que les aportan a éstos un determinado significado. Si quieres apostar por este tattoo como significado de tu personalidad poderosa y leal, puedes escoger un diseño de flor de lis junto con un animal feroz, como el lobo o el león. Si en cambio quieres dotar al tatuaje de un significado más religioso, puedes añadir una cruz al diseño.

Actualmente resulta muy complicado dar a un determinado tatuaje un significado concreto ya que las interpretaciones son muy amplias; es más, en ocasiones es la propia persona que lo porta quien escoge qué es lo que significa y simboliza.

¿Dónde tatuarse la flor de lis?

A la hora de hacerse un determinado tattoo, una de las cuestiones más habituales tiene que ver con la mejor zona del cuerpo para hacérselo.

Pues bien, lo cierto es que no ha respuesta concreta ya que todo depende de los propios gustos y preferencias personales. La flor de lis se puede realizar tanto en pequeño como en gran tamaño. Si optas por la primera opción, algunas zonas en las que quedan muy bien este tipo de tattoo son la nuca o detrás de la oreja; el tobillo o la muñeca son zonas más tradicionales, pero en las que una flor de lis pequeña también queda genial. Si prefieres la segunda opción, o una flor de lis acompañada por algún otro dibujo o texto, mejor escoge zonas más amplias para que el diseño luzca en todo su esplendor, como por ejemplo la espalda, en las costillas o incluso el empeine.

En relación a este punto, seguro que te interesa saber cuáles son las zonas del cuerpo en las que duele más y menos hacerse un tatuaje.

Las 3 zonas más dolorosas para un tatuaje

● Pie: es precisamente el piel una de las zonas del cuerpo más dolorosas para hacerse un tatuaje ya que apenas hay depósitos de grasa en él; por lo tanto, el golpeteo de la aguja va prácticamente directo al hueso. Además, un tattoo en el pie tarda más tiempo en cicatrizar.
● Costillas: una de las zonas más demandadas en la actualidad a la hora de hacerse un tatuaje de gran tamaño. No obstante, en las costillas la piel es muy delgada y las terminaciones nerviosas están superficiales, lo que la convierte en una de las zonas más dolorosas.
● Detrás de la oreja: otra de las zonas más habituales a día de hoy, pero también una de las que más duele hacerse un tatuaje porque la piel es muy fina.

Las 3 zonas menos dolorosas para un tatuaje

● Muslos: tanto la parte posterior como frontal de los muslos son una opción estupenda para un tatuaje. Además, los tattoos quedan a la vista, aunque no en exceso, por lo que es difícil cansarse de ellos.
● Espinilla: los músculos de esta zona del cuerpo absorben muy bien el dolor. Si bien es cierto que la parte superior del hueso de la espinilla puede resultar un poco doloroso, el resto es coser y cantar.
● Brazos: los brazos son una de las zonas menos dolorosas para un tattoo ya que la piel es muy densa y hay una gran cantidad de músculo.