Blog

antoniom
11/04/2018
Blog de Tatuajes No hay comentarios

Qué comer antes y después de un tatuaje

Actualmente, son muchísimas las personas que apuestan por los tatuajes en todo el mundo. Más allá de su sentido estético, este tipo de diseños tienen un gran componente simbólico; las personas optan por tatuarse diseños que realmente significan algo importante para ellas y/o que de algún modo representan su personalidad.

Así, existen muchísimas cuestiones en torno a los tatuajes que es interesante conocer. Una de las más habituales tiene que ver con la alimentación tanto antes como después de un tattoo. Lo cierto es que en la sociedad actual existen una gran selección de mitos en torno a esta cuestión, como por ejemplo que no es recomendable tomar carne de cerdo después de un tatuaje.

A continuación explicamos todo lo relativo a los alimentos antes y después de hacerte un tattoo, así como algunos cuidados básicos que debes prestarle para que cicatrice correctamente.

Alimentos antes y después del tatuaje

Antes de hacerte el tatuaje es recomendable que tomes una comida completa. Lo ideal es que sea lo más equilibrada y variada posible, con al menos una porción de fruta y/o verdura. Una buena idea es tomar zumo de naranja antes de acudir al estudio de tatuaje; la naranja es un cítrico con un alto contenido en vitamina C, la cual fortalece de manera notable el sistema inmunológico.

Cuando te haces un piercing, la perforación traspasa la dermis. Mientras, con el tatuaje, la aguja y la tinta únicamente traspasa la epidermis, la capa superficie de la piel. Por lo tanto, una vez realizado el tattoo no hay ninguna regla estricta en cuanto a la alimentación.

Uno de los mitos más extendidos en la sociedad actual es el que señala que no se debe tomar alcohol después de hacerse un tatuaje ya que la sangre se hace más densa a cuenta del alcohol y, por tanto, el tattoo no cicatriza bien. Lo cierto es que, mientras no se consuma alcohol en exceso, no está contraindicado.

Otro de los mitos más populares en la sociedad actual es el que señala que comer carne de cerdo está prohibido después de hacerte un tatuaje ya que al tener una herida abierta, las probabilidades de sufrir una infección son mayores. Un rumor sin ninguna base científica, que es completamente falso.

Consejos a evitar cuando te haces un tattoo

A continuación te contamos algunos de los tips que debes evitar después de hacerte un tatuaje. Es importante recordarlos para que el tattoo se cicatrice y cure adecuadamente, minimizando el riesgo de infecciones.

  • Sumergir el tatuaje: hasta que el tatuaje se haya curado por completo, es importante evitar sumergirlo. Por supuesto, puedes ducharte; pero es recomendable que no te bañes en el mar o en la piscina por varias razones. En primer lugar, exponer el tattoo a elemento como el cloro o la sal puede eliminar la tinta de la piel y, así, dañar el aspecto del tattoo. Y, en segundo lugar, el agua presente en la piscina o en el mar puede contener suciedad y determinados productos químicos que pueden provocar una infección. A la hora de ducharte, lo mejor es que utilices un gel con PH neutro.
  • Exponer el tattoo al sol: otro de los tips que debes evitar después de realizarte un tatuaje es exponerlo al sol. Debes tener en cuenta que los rayos UV pueden crear ampollas alrededor del diseño, e incluso cambiar el color del mismo. Lo más recomendable es mantener el tatuaje alejado de la luz del sol durante tres o cuatro semanas, hasta que se haya curado por completo. Una vez transcurrido ese tiempo, lo ideal es que apliques una crema de protección solar de nivel 50.
  • Rascar el tattoo: tras la realización de un tatuaje, es habitual que se forme costra alrededor de la zona a medida que va cicatrizando. Pues bien, esta costra debe secarse y caerse por sí misma. No debes caer en la tentación de rascarte la costra aunque sientas una gran picazón; si se cae de forma prematura, puede dejar un agujero o incluso manchas en el tattoo.
  • Hacer ejercicio de alta intensidad: los tatuajes que cubren grandes zonas del cuerpo, como por ejemplo en la espalda, así como los que están cerca de las articulaciones, como codos o rodillas, suelen tener un periodo de cicatrización más largo de lo habitual. Durante ese tiempo es recomendable que evites la realización de ejercicio físico ya que el movimiento puede causar que la piel se agriete y, por tanto, se irrite.
  • Vestir ropa ceñida: otro tip que debes evitar es vestir ropa ceñida en la zona en la que te hayas hecho el tatuaje; por ejemplo, si es en la espalda, debes evitar las camisetas demasiado ajustadas. Recuerda que la ropa ceñida puede evitar que llegue el oxígeno suficiente al tattoo, algo esencial para que se cure correctamente.

Comentario