Blog

antoniom
10/06/2016
Blog de Tatuajes No hay comentarios

Cómo cuidar un tatuaje

Tatuaje de tigre

Los cuidados después de hacerse un tatuaje

El arte del tatuaje está a la orden del día, no cabe duda; sin embargo, junto a esta tendencia de increíbles estéticas, diseños coloreados con tinta e ideales de vida plasmados en la piel, nos encontramos con un submundo un tanto desconocido y con gran importancia: los cuidados después de hacerse un tatuaje.

Las recomendaciones del tatuador

Una de las primeras conversaciones que tenemos con el artista en el que confiamos para expresar nuestra idea inicial, es acerca de qué queremos o dónde lo queremos, dejando de lado que la perfección en el diseño que nos hagan, depende en cierta parte de nosotros mismos, sin menospreciar la labor del tatuador evidentemente. Y es que el cuidado después de hacerse el tatuaje es fundamental para evitar infecciones o desperfectos en los trazos del diseño.

El tatuador, por otro lado, suele advertir en numerosas ocasiones de la importancia que tienen las curas tras realizar el tatuaje, con el fin de que la herida provocada por las numerosas punciones de la aguja, cicatrice correctamente y se conserven tanto los colores como los contornos sin ninguna imperfección.

¿Cómo cuidar un tatuaje recién hecho?

Cuídalo, piensa que lo llevarás contigo el resto de tu vida, y seamos honestos, ¿quién quiere llevar en su piel una mancha descolorida y sin un contorno definido? Yo por lo menos no.

Uno de los pensamientos que nos viene a la cabeza cuando visualizamos los cuidados de un tatuaje, es un plástico envolviéndolo durante dos o tres días, con la intención de protegerlo de agentes externos que puedan dañarlo, pero entre sus inconvenientes está impedir que la piel transpire y continúe su proceso de cicatrización de manera correcta.

Para evitar esta falta de transpiración, puedes aprovechar los lavados con jabón neutro que debes hacerte durante la siguiente semana tras la sesión (5 veces al día aproximadamente), para dejar el tatuaje al aire durante 5 o 10 minutos antes de taparlo de nuevo. Recuerda que para lavártelo no tienes que frotar con fuerza, sino que se realizan pequeños movimientos suaves masajeando la zona, y a la hora de enjuagarlo, dejamos que sea el agua la que se deslice por la piel, eliminado todo el jabón que hayamos aplicado en la zona.

Una vez hayan pasado esos tres tortuosos días con un plástico pegado a tu cuerpo, podrás destaparlo y sentir como tu nuevo tatuaje respira y comienza a lucir su brillo, aunque todavía no hayan acabado los cuidados necesarios. A partir de entonces, y durante una semana, cada vez que te laves el tatuaje (esta vez con menos frecuencia que antes, 3 veces al día) es muy recomendable aplicarte una fina capa de crema hidratante no grasa y sin componentes químicos, para ayudar a regenerar las heridas del tatuaje y así, mantener un diseño impecable.

Consejos después de hacerse un tatuaje

A continuación os damos unos consejos para tener un tatuaje perfecto:

  • No dejes que le dé el sol durante el primer mes. La exposición a la luz solar puede provocar variaciones en las tonalidades de tu piel, y por tanto en la del tatuaje, generando que los colores varíen y no sean los deseados.
  • No te bañes en piscinas ni en la playa. Tanto los componentes químicos, como el cloro, que se les echan a las piscinas para desinfectarlas, como la sal del agua del mar, pueden alterar el proceso de cicatrización del tatuaje modificando así el resultado final.
  • Hidrátalo. Pasado el primer mes, trata de mantenerlo siempre hidratado para lucir unos colores vivos y un tatuaje brillante.
  • ¡No te rasques! O puedes levantar pequeñas postillas (costras) del tatuaje alterando el resultado final.

Si te gustan los tatuajes, te recomendamos leer

Tatuajes y donar sangre
Los mejores tatuajes del 2017
Mejores tatuajes del mundo para hombres
Tatuajes de plumas
Tatuajes de elefantes
Tatuajes de neotradicionales

Ciudades en las que te recomendamos hacerte un tattoo

Oviedo
Zaragoza
Málaga
Madrid
Sevilla

Comentario