Blog

antoniom
30/01/2018
Piercings No hay comentarios

Partes del cuerpo donde hacer un Piercing

A lo largo de los años el estereotipo de persona que llevaba Piercing ha ido evolucionando desde los más “macarras” hasta los más chics llegando a un cierto grado de normalidad hoy en día. Los orígenes de estas costumbres son mucho más antiguas de las que podríamos imaginarnos llegando a culturas ancestrales.

En cualquier caso, hoy en día lo importante no es solo dónde sino como y que medidas de seguridad se han de tener en cuenta.

Antes de pasar a describir los lugares del cuerpo donde se pueden llevar es importante tener en cuenta una serie de pautas de seguridad.

El centro donde vayas a realizarte el piercing tiene que estar homologado para tal acción y todos sus materiales deben ser estériles (se ve porque van cerrados en bolsitas y son de un solo uso). También es importante que el material del complemento sea totalmente antialergico como el titanio u oro a partir de 14 quilates.

Una vez esto está cubierto seguir las recomendaciones del profesional acreditado que te lo ha realizado y por supuesto nunca hacértelo tu mismo.

Zonas del cuerpo

Para empezar a enumerar las zonas lo primero es que no hay una zona más complicada que otra lo que no significa que la reacción de la zona no sea diferente de una a otra.

  • Nariz: Uno de los más comunes hoy en día es que nos colocamos en la nariz. Ya puede ser en la parte superior del tabique, en una de las aletas o entre los orificios. Hay que limpiarlo con suero o bien agua y jabón neutro 3 veces al día. Su tiempo de curación es entre 6 y 8 semanas.
  • Boca, Lengua o labio: Este es uno en los que más cuidado debemos tener. En la boca se generan muchísimos contactos con bacterias y su uso es constante en el día a día.Colocarnos un piercing en lengua o labio nos puede provocar salivación, sangrado (ya que es una zona palpitante de sangre) y el cuidado debe ser extremo. A largo plazo puede producir erosión dental o incluso cicatrización completa llegando a tener que ser operado. El tiempo de cura es de hasta 3 meses.
  • Encías: Una peculiaridad de este lugar es que no todos podemos hacérnoslo ya que si tenemos poco tejido no hay espacio suficiente para la perforación optima. Tardara alrededor de 1 mes la curación, pero los cuidados son arduos. Deberás tener cuidado con no enjuagarte ni usar alcohol de ningún tipo. Aplicar solución salina 3 veces al día.
  • Pecho, ombligo o pezón: Siendo zonas muy sensibles es normal que moleste al colocarlo. El tiempo de curación es de unas 8 semanas y el cuidado es llevar una buena higiene con jabones neutros y por supuesto evitar cualquier contacto con otros productos, incluidas prendas que pudiera rozar en exceso.
  • Genitales: Aquí se pueden tener efectos algo desconcertantes, pero siempre que te los anticipen y vayas siguiendo las pautas no tiene porque ser más preocupante. Se suele notar menos sensibilidad y algunas hemorragias. Para una cura optima se deben esperar alrededor de 6 semanas para los menos profundos y hasta 6 meses en los más.
    Los cuidados son parecidos, pero más continuados. Hay que lavarse 3 veces al día con productos de higiene para la zona concreta asegurándose de que el producto limpie bien por los orificios.
    Importante recordad la cantidad ingente de terminaciones nerviosas que tenemos tanto en glande como clitorix y que se sentiran molestias que pueden ser muy incomodas.
    En cuanto a las relaciones sexuales lo más adecuado es usar preservativo y sobre todo no utilizar gel ni cremas hasta la completa curación. El contacto oral es totalmente desaconsejable.
  • Manos: Otro lugar que va ganando cada vez más usuarios son las manos. Al igual que la boca es una zona en la que hay que tener mucho cuidado no por el piercing en si sin por la cantidad de contacto con difierentes elementos externos.
    Sin embargo, hay que tener en cuenta que tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas lo que lo hace una de las zonas más dolororsas.
    La curación tarda entre 12 y 24 semanas.

Comentario