Tuba

The is not post in this page.

1. Dinos qué necesitas.

Contesta en menos de 2 minutos qué buscas.

2. Compara gratis varios presupuestos.

Una vez publicado tu anuncio, comenzarás a recibir presupuestos de los tubistas interesados en hacer tu canción.

3. Elige sin compromiso el músico adecuado.

Lee las opiniones y trabajos hechos a usuarios que como tú buscaban un profesional.

Encuentra al mejor tubista en Kaosystem

En Kaosystem te ofrecemos la mayor comunidad de tubistas en Internet para que puedas encontrar de forma rápida y sencilla aquel que mejor se adapta a tu proyecto musical profesional. Contamos con una amplia base de datos con decenas de tubistas de todo el mundo registrados. Para conocer más sobre ellos, sólo tienes que acceder a su perfil personal para repasar su biografía y trayectoria profesional.

Si alguno de los tubistas es lo que estás buscando, puedes ponerte en contacto con él enviándole un mensaje privado. La herramienta es 100% gratuita.

La tuba es el instrumento más grande de la familia viento-metal. Su origen data de mediados del Siglo XVII de la mano de Wilhelm Friedrich Wieprecht y Johann Gottfried Moritz. Nació sustituyendo al ofliceido, un instrumento que gozó de gran popularidad en su época. En la tuba el sonido se genera mediante la vibración de los labios en la boquilla a través de la columna del aire. Una de las principales ventajas de la tuba es que es un instrumento muy versátil, de modo que se puede utilizar tanto para reforzar instrumentos de cuerda y de viento, o sólo.

La tuba es ampliamente utilizada en bandas y en conjuntos de viento. Respecto a su composición, el instrumento se fabrica con latón lacado. Es uno de los instrumentos que más campo de sonidos abarca, aunque también depende en gran medida de la habilidad y capacidad del tubista.

Existen distintos tipos de tuba en función de cuál sea su afinación. La más popular de todas es la afinada en si bemol, con una longitud de cinco y metros y medio. No obstante, hay otras cuya longitud puede alcanzar los diez metros.

Partes de la tuba

La tuba está formada principalmente por un tubo metálico de varos metros de longitud que se dobla sobre sí mismo y que se ensancha de forma progresiva. El cuerpo del instrumento finaliza en la zona más ancha del mismo, denominada campana; por ella sale el aire al exterior.

El sonido comienza en la boquilla, en la cual el tubista hace vibrar sus labios. Se trata de una boquilla con mayor tamaño y grosor que la de otros instrumentos de la misma familia, como el trombón o la trompa.

La tuba también cuenta con un conjunto de válvulas en los pistones, las cuales se accionan para variar la columna de aire, haciendo así que suenen los diferentes sonidos.

Historia de la tuba

Para hablar de la historia de la tuba es esencial remitirse a otros instrumentos de viento como el serpentó. Un instrumento de gran tamaño, con aproximadamente dos metros de tubo ondulado que vivió su mayor época de esplendor en los Siglos XVII y XVIII. También el oficleido, un instrumento musical de metal que formaba parte de la orquesta.

Fue en el año 1815 cuando Henrich Stölzel añadió un sistema de pistones a una trompa. Fue el primer paso para el desarrollo de la tuba moderna. No obstante, esta no nació hasta mediados del Siglo XIX debido al avance técnico que supuso la adopción de un sistema de pistones.

Así, desde principios del Siglo XX fue teniendo una cada vez mayor presencia e importancia en las bandas. De manera progresiva se perfeccionó su construcción, tratando de que la tuba fuese cada vez más ligera. Este instrumento musical se integró muy bien en grupos de música de cámara y en formaciones de jazz.

Tocar la tuba

Teniendo en cuenta las dimensiones del instrumento, la tuba no se toca de pie, sino que se hace desde un asiento adecuado, de modo que la parte inferior quede sobre el regazo y la campana hacia arriba.

Tocar la tuba exige el desarrollo del aparato respiratorio ya que es necesario contar con grandes dosis de aire para poder generar el sonido.

Otros instrumentos: