Tatuajes Psicodélicos

Significados de los Tatuajes psicodélicos

La psicodelia es una tendencia surgida en la década  de 1960,caracterizada por la excitación extrema de los sentidos, estimulados por drogas alucinógenas, música estridente, luces de colores cambiantes… Abarca varias modalidades de arte: musical, pictórico que se han desarrollado en la segunda mitad del siglo XX. Este tipo de arte se caracteriza por evocar las vivencias propias de la experiencia psicodélica.

La psicodelia es uno de los componentes más notorios de la contracultura, pues  ofrece una vía de escape de los límites impuestos a la conciencia y a la vida diaria  por el sistema dominante. Ha sido desplazada por otras corrientes culturas , aunque su influencia persiste en múltiples manifestaciones contemporáneas, como la publicidad, el videoclip y la música psicodélica de vocación underground.

El arte psicodélico  o arte lisérgico se ha dado en la literatura, la música y las artes visuales. Las obras intentan mostrar un esfuerzo artístico grande para representar  el mundo interior propio de la psiquis. El arte psicodélico se ha visto en portadas de discos, cómics, murales, pósters publicitarios que usan este arte para reflejar formas caleidoscópicas de las alucinaciones lisérgicas. La interpretación de este arte radica  en el sentimiento político y social algo revolucionario  de sus artistas.

Sus características principales son:

Trasladados al mundo del tatuaje, las formas psicodélicas resultan muy llamativas  por sus formas y sus ricos colores. Son unos tatuajes que distorsionan la realidad y con ello consiguen evocar significados diferentes a los habituales. Es una forma diferente de ver la realidad.

La filigrana de los dibujos del tatuaje requiere finura y experiencia. Muchas veces  el tatuador debe encajar muchas partes pequeñas y ello requiere maestría para no desgraciar el diseño. Los tatuajes denominados psicodélicos tienen variedad de colores y aunque el diseño geométrico se puede aplicar al blanco y negro, lo normal es que tengan un abanico  de colores en todas sus gamas y  sus formas no definidas.

En sus diseños, el ojo es un dibujo recurrente, solo o acompañado de otros ojos; las cabezas de animales, como gatos, perros; formas de pulpo combinadas con otros elementos; objetos deformados; caras derretidas…y todo lo que se pueda imaginar.

El resultado es muy artístico y dignos de admiración.