Sampling

En el ámbito musical, el término sampling hace referencia a la acción de tomar una determinada porción de un sonido grabado previamente en cualquier tipo de soporte para reutilizarlo a modo de instrumento musical o como una grabación de sonido diferente. De este modo, permite crear una mezcla de canciones y/o videos que, además, las nuevas tecnologías permiten transformar a través de diferentes efectos.

Historia del sampling

El origen de esta técnica se remonta a la década de los 70 en la ciudad de Nueva York, coincidiendo con el nacimiento del hip hop. Por aquel entonces se llevaba a cabo haciendo uso de un sampler, un aparato analógico que permitía tomar muestras de diversas secuencias sonoras para su posterior reproducción y/o transformación a través de efectos.

En algunos casos también se grabaron sonidos en formato digital en equipos que podían tanto codificar como grabar los sonidos en lenguaje procesable por los ordenadores.

A día de hoy uno de los métodos más extendidos a nivel global consiste en utilizar palabras habladas tanto en películas como en series e introducirlas en la música industrial y electrónica. Claro que el sampling también cuenta con una gran popularidad en otros estilos musicales, como el hip hop o el R&B contemporáneo, entre otros.

Sampler

Sampler es como se conoce al equipo que ha sido diseñado y desarrollado en exclusiva para llevar a cabo este tipo de tareas. Con la evolución de las nuevas tecnologías, a día de hoy equipos estándar pueden llevar a cabo sus funciones.

Cuando se crearon las primeras máquinas de este tipo, en algunos casos fueron sistemas autónomos capaces de manipular los sonidos que se grababan en los mismos. Así, el almacenamiento y la edición se realizaba de un modo muy sencillo e intuitivo.

A día de hoy son muchos los artistas que desarrollan buena parte de su carrera profesional en torno al sampling. Lo cierto es que han surgido un amplio abanico de géneros musicales en torno a esta técnica: electro, drum & bass, dub step…

En la historia de la música se pueden conocer un amplio abanico de sampleos, tanto de canciones propias de los grupos como ajenas. Uno de los casos más notorios es el del productor Brian Epstein en los años 60, quien sampleaba a los Beatles de sus propias voces, modificando las cintas en los grabadores de ocho pistas y creando nuevos sonidos a partir de las originales.

Ver artistas Publicar