Sampler

Un sampler es un aparato mediante el que se extraen pequeñas porciones sonoras conocidas como muestras o samples y que existe en versión analógica y en versión digital. El modelo digital -más usado en la actualidad- funciona a través de un software específico para el sampling con el que se recogen unas muestras digitales de secuencias sonoras que luego son reproducidas o modificadas con efectos.
La utilidad del sampler en el ámbito musical estriba en lo siguiente: las muestras de sonido recogidas por el sampler son utilizadas en otra grabación, creándose una pista nueva que incluye melodías o secuencias de sonido ya existentes. Es decir, el sampler puede recoger elementos originales de ciertos temas musicales (riffs, melodías, líneas de bajo, bases de batería…) e incorporarlos en otras canciones en las que aparece como un complemento. Normalmente, el sample que se utiliza en una canción tiene una duración de entre uno y dos compases. Una única canción puede combinar varios samples de distintos artistas.
A pesar de que el uso del sampler estuvo muy mal visto por los músicos y compositores durante sus primeros meses de vida, a día de hoy esta herramienta se usa en diferentes estilos musicales para enriquecer las composiciones de géneros como el electrónico, la música industrial, el pop, el R&B contemporáneo o el hip-hop, entre otros. Incluso existen bibliotecas digitales de samples para facilitar el trabajo de los autores e intérpretes.

El sampler a partir del hip-hop

El nacimiento del sampler está íntimamente ligado al florecimiento de la cultura hip-hop en Nueva York durante la década de 1970. En aquel momento, con un rap centrado en las letras y no en la parte musical, muchos mc sintieron la necesidad de buscar pasajes de otras canciones para que funcionasen como base. Lo que hacían era repetir ese sample usado como base de manera manual, utilizando el clásico tocadiscos. La llegada de los samplers analógicos facilitó la tarea. Lo mismo ocurrió con la posterior llegada de los samplers digitales.
La banda neoyorquina de hip-hop Public Enemy fue una de las primeras en añadir samples de varios artistas en sus canciones. Otro ejemplo muy famoso de samples bien integrados son los riffs de guitarra de la canción ‘Hot Blooded’ (del grupo Foreigner) en el tema ‘Funky Cold Medina’, del rapero Tone Lōc. También son muy populares los samples de ‘U can’t Touch’, un tema de MC Hammer que incorporó muestras de la canción ‘Super Freak’, de Rick James.

Samples del cine y la televisión

A veces los samples no consisten en una melodía o una base de batería, sino que en ocasiones son palabras, frases o gritos populares extraídos del entorno del cine o de la televisión. Por lo general el personaje que pronuncia dichas palabras tiene alguna relación con la temática que se desarrolla en la canción.
Entre los grupos o artistas de hip-hop español que han utilizado un sampler para incluir frases de películas en sus canciones se encuentran SFDK, Violadores del Verso, Tote King o Rayden.

Ver artistas Publicar