Murales

Te facilitamos poder encontrar un mural 

1.Dinos qué necesitas.

Contesta en menos de 2 minutos qué buscas.

2.Compara gratis varios presupuestos

Una vez publicado tu anuncio, comenzarás a recibir presupuestos (sin spam, a nosotros tampoco nos gusta) de los profesionales interesados en murales

3. Elige sin compromiso el/la pintor de murales adecuado

Lee las opiniones y trabajos hechos a usuarios que como tú buscaban un artista.

Te facilitamos poder encontrar el mejor mural

Cuando hablamos de muralismo, nos referimos a la técnica de arte abstracto cuyo soporte es una pared, independientemente del material con el que ésta esté construida. Se trata de un tipo de arte con una larga trayectoria histórica; las composiciones más habituales han sido estructuras pictóricas, generalmente de mosaico o de cerámica. En determinadas épocas de la historia también se han dado numerosos ejemplos de esgrafiado; se trata de una técnica ornamental muy utilizada en la decoración de muros tanto de interior como de exterior.

Características del muralismo

El principal objetivo de este tipo de pintura es servir como decoración, en ocasiones con motivos religiosos o simbólicos.

Desde el punto de vista estructural, el muralismo presenta dos grandes características que merece la pena tener en cuenta. Por un lado, se trata de pinturas de gran tamaño, la cual se desarrolla en una pared. Y, por otro lado, el arte mural se caracteriza por la poliangularidad, en lo referente a los distintos puntos de vista y tamaños de plano del área en el que se representa, así como desde el lugar desde el que se visualiza.

Historia del muralismo

Algunos estudios han permitido descubrir que los primeros murales de la historia datan del paleolítico, hace ahora varios miles de años. Por aquel entonces, era habitual pintar las paredes de roca con pigmentos naturales extraídos tanto de plantas como de animales. Desde entonces, el muralismo ha sido una expresión artística presente en numerosas épocas de la historia.

Uno de sus mayores auges tuvo lugar en la época románica. Posteriormente, en el Renacimiento nacieron algunos de los mejores ejemplos de arte mural de la historia, como la Capilla Sixtina; un mural que aún a día de hoy se conserva en perfecto estado de conservación y que recibe miles de visitas cada día en el Vaticano.

En el Siglo XX, el muralismo recobró su época dorada gracias en gran medida a muralistas latinoamericanos como Diego Rivera, Teodoro Núñez o José Clemente, entre otros muchos.

Técnicas de muralismo

Al igual que sucede en otros tipos de arte, el muralismo también tiene un amplio abanico de técnicas; cuál utilizar depende básicamente de la estructura, del tipo de pared de que se trate, y también de los propios gustos y preferencias del artista.

En la prehistoria, la época en la que nació el muralismo, lo más habitual era pintar directamente sobre la pared. A partir de entonces, todos los artistas han evitado pintar de manera directa sobre la pared para conseguir resultados más precisos y, además, más duraderos. Lo hacen sobre una fina capa que se prepara sobre la pared.

La técnica estrella del arte mural a lo largo de la historia es el fresco. Antes de proceder con la pintura, es necesario someter a la pared a una preparación previa con varias capas de revoco: en primer lugar, un enlucido basto, conocido como arriccio; y, a continuación, una capa muy fina de arena y cal denominada intonaco. De esta manera, cuando la pared todavía se encuentra húmeda se aplica el pigmento de pintura disuelto en agua de cal; de ahí que esta técnica reciba el nombre de fresco. Claro que también se puede realizar el arte mural sobre una pared seca.

A lo largo de la historia también han tenido lugar otras técnicas en relación al muralismo. Una de las más curiosas es la conocida como encáustica, cuya época de esplendor fue en la Antigua Roma; los colores a la cera se aplicaban en frío. También a principios del Siglo XX artistas hispanoamericanos utilizaron el acrílico como técnica de arte mural.

Graffitismo y pixelismo

Aunque en sus inicios el graffitismo era considerado un tipo de arte alegal, lo cierto es que en los últimos años ha tenido una gran evolución a nivel mundial; hasta tal punto que a día de hoy se considera como una manera contemporánea y urbana de arte mural.

El graffiti es una de las modalidades artísticas más aceptadas a día de hoy. Numerosos negocios están apostando por los graffiteros para decorar sus negocios, tanto el interior como el exterior de los mismos. También cada vez más particulares se animan con los graffitis para decorar diferentes zonas de sus viviendas.

El mundo del arte mural es muy amplio y extenso. Podemos dividir los diferentes tipos de murales que existen en dos grandes grupos; en función del tema, y según el estilo.

Murales por tema

Vamos a ver los distintos tipos de murales que existen en función de la temática.
● Banderas: las banderas son una opción fantástica para un mural. Este tipo de temática es muy habitual por ejemplo en restaurantes especializados en gastronomía de un determinado país del mundo; un restaurante de comida americana con la bandera de Estados Unidos.
● Collage: una de las opciones por las que más apuestan tanto los particulares como las empresas a la hora de contratar los servicios de un muralista para un trabajo de este tipo. Hay muchísimas opciones, como por ejemplo un collage de fotos; una alternativa estupenda para decorar una pared del salón o del dormitorio. Claro que una determinada compañía también puede optar por crear un mural a modo de collage con los diferentes servicios y productos que ofrece.
● Abstractos: los murales abstractos triunfan en pleno Siglo XXI. Se trata de una modalidad artística muy personal, en la que cada pintura tiene un significado en función de quién la observe. Por lo tanto, permite reflejar de forma muy precisa la personalidad, así como los gustos y preferencias de cada persona.
● Animales: los animales también son una temática extraordinaria para un mural ya que ofrecen miles de posibilidades. Una muy buena opción es apostar por un mural de este tipo en la habitación de los niños; puedes crear por ejemplo un mural de grandes dimensiones que convierta el dormitorio de los más pequeños en una granja. ¡Les encantará!
● Arquitectura: por supuesto, la arquitectura es otra alternativa a la hora de elegir la temática de un determinado mural. Por ejemplo, un edificio histórico en cuya fachada se instale un mural en 3D que muestre cómo era el interior del mismo hace dos Siglos.
● Infantil: los murales infantiles son los más demandados a día de hoy. Cada vez más padres apuestan por ofrecer un aire más divertido a las habitaciones de sus hijos con una decoración de este estilo. Hay miles de alternativas; desde crear un mural de grandes dimensiones y en 3D de forma que parezca que el dormitorio es un barco pirata, hasta colocar un pequeño mural con algunos árboles y elementos naturales.
● Urbano – Graffiti: el graffiti es uno de las temáticas favoritas a la hora de apostar por el arte mural. Permite aportar un toque urbano a cualquier espacio y, además, es 100% personalizable.
● Artes figurativas: no podemos olvidarnos de las artes figurativas como una de las temáticas estrella de los murales. Esta ha sido precisamente la más habitual de todas a lo largo de la historia; se utiliza para decorar tanto el interior como el exterior de los edificios y en ella se representan figuras, tanto de forma idealista, como realista, o simbólica.
● Astronomía: los murales inspirados en la astronomía también quedan de maravilla. Hay muchísimas personas que son grandes amantes de este campo y que apuestan por instalar un mural de este tipo en una de las paredes de su vivienda. Lo más habitual es que estos murales sean en 3D, jugando con las dimensiones y los contrastes para crear una sensación muy similar a la de estar flotando en el espacio.
● Botánica: la botánica es otra de las temáticas más recurridas a la hora de realizar murales. Una opción estupenda ya que aporta un toque natural muy inspirador a cualquier estancia; por ejemplo, un mural de flores exóticas en el salón le da al espacio un aire de alegría y color fabuloso.
● Comida y bebida: los murales de comida y bebida son muy frecuentes tanto en cocinas como en bares y restaurantes. La clave para triunfar está en buscar la diferenciación y la originalidad.
● Fachada: los murales que ocupan la totalidad de las fachadas también son tendencia en la actualidad. Son muchísimas las ciudades alrededor del mundo que están apostando por rehabilitar barrios antiguos a través de esta modalidad artística. Tal es la popularidad que han tomado este tipo de murales que incluso ciudades como Vigo o Vitoria organizan tours para descubrir las fachadas.
● Humor: sin lugar a dudas, el humor es otro de los temas estrella a la hora de pintar murales. Actualmente, son muy recurridos acontecimientos políticos o sociales, los cuales sirven como inspiración para crear sátiras.
● Mapas: también existen los murales de mapas. Estos generalmente se ubican en habitaciones de niños, y lo más común es apostar por el mapa mundi.
● Motivación: nada mejor como elemento de decoración en casa que un gran mural con una frase motivadora; de esta manera, cada mañana cuando te levantes y la veas, te servirá para cargar las pilas y salir a comerte el mundo.
● Paisajes: unos de los tipos de murales más comunes de todos son los de paisajes, tanto en negocios como en viviendas particulares. Lo más habitual es apostar por paisajes en 3D, con profundidad: una isla, una cascada, una montaña…
● Papel pintado: el papel pintado es un tipo de mural muy recurrido. Atrás quedó la época en la que las paredes se pintaban de colores lisos y aburridos. Ahora se lleva el papel pintado en todas sus versiones; prints florales, estampados geométricos… ¡Un mundo de posibilidades!
● Transportes: otra temática del arte mural son los transportes. Una opción fantástica para decorar cualquier zona del hogar con estilo.
● Militares: la temática militar es otra de las más demandadas tanto por familias como por negocios; generalmente, se apuesta por dibujos bélicos como tanques o armas.
● Religión y espiritualidad: la religión es una temática del arte mural que ha tenido una gran importancia a lo largo de la historia. Alrededor del mundo se pueden observar grandes murales religiosos elaborados con diferentes técnicas.

Murales de cine y espectáculos

Los murales inspirados en el mundo del espectáculo también son muy recurridos. Por ejemplo, murales inspirados en cómics; hay padres que apuestan por decorar las paredes de las habitaciones de sus hijos con tiras cómicas o con diferentes personajes de los cómics favoritos de los niños.

También se pueden optar por murales de series, películas o videojuegos. Se pueden reproducir escenas e incluso personajes de los mismos.

Este tipo de murales quedan de maravilla tanto en viviendas como en negocios. Aportan un toque artístico a la estancia y, además, se pueden personalizar en función de los gustos y preferencias de cada persona.

Murales por estilo

Los murales también se pueden clasificar en función del estilo de los mismos. Podemos encontrar cuatro grandes grupos.
● Vintage: actualmente, el estilo vintage está más de moda que nunca en diferentes campos, y, por supuesto, también en el de la decoración. En el caso del arte mural, son habituales las referencias a los años 50 en Estados Unidos.
● Bellas artes: si eres un gran amante del arte, puedes crear un mural inspirado en una obra que sea de tu interés. Este tipo de murales son reproducciones de obras artísticas, generalmente pinturas de artistas famosos.
● Fotografía: también existen los murales de estilo fotográfico, los cuales se elaboran a partir de una determinada fotografía. Si por ejemplo has hecho un determinado viaje y has tomado una fotografía espectacular que te gustaría tener en casa, un mural de este tipo es una opción fabulosa.
● Decorativo: los murales decorativos también son tendencia ya que ofrecen muchísimas posibilidades; los hay florales, geométricos, culturales…

Como puedes comprobar, hay un mundo por descubrir dentro del arte mural. Si te apetece darle un nuevo aire a un determinado espacio, un mural queda de maravilla. Puedes instalarlo tanto en tu vivienda como en tu negocio y te permite crear el ambiente que desees de una forma muy sencilla.