Decoración en gimnasios

1.Dinos qué tipo de graffiti para gimnasio necesitas

Contesta en menos de 2 minutos qué buscas

2.Compara varios presupuestos 

Una vez publicado tu anuncio, comenzarás a recibir presupuestos de los grafiteros interesados en hacer tu trabajo.

3. Elige GRATUITAMENTE el grafitero adecuado

Lee las valoraciones y trabajos hechos a usuarios que como tú buscaban un artista.

Hasta hace no mucho tiempo, la decoración de un determinado establecimiento comercial se dirigía única y exclusivamente al interior del mismo. Apenas se prestaba atención al exterior y a la fachada.

No obstante, tienen una gran relevancia a la hora de captar clientes y aportar una determinada imagen de marca a los mismos. Hay que tener en cuenta que es precisamente el exterior lo primero que los usuarios ven de un local comercial; así, en función de cuál sea su impresión de la misma, se animarán a acceder al interior o no.

Ideas de graffitis para decorar gimnasios

A continuación señalamos algunas de las mejores para decorar gimnasios con graffitis, tanto en cuanto a técnicas como a diseño.

Técnicas

● Bubble Letter: una de las modalidades de graffiti más extendidas por todo el mundo. Consiste en escribir textos con letras grandes y redondeadas, las cuales cuentan con un relleno, generalmente en colores llamativos, y un borde bien remarcado. Una opción excelente para señalar el nombre del gimnasio de un modo original.
● Block Letter: una técnica cuyo principal objetivo es que el graffiti pueda ser leído con facilidad y en poco tiempo. Por lo tanto, las letras son grandes y gruesas; el relleno es bastante sencillo. Es una opción excelente para la fachada del establecimiento.
● Character: una de las modalidades de graffiti tendencia en estos momentos. Los graffiteros apuestan por pintar personajes acompañando a las letras. Se cree que esta técnica surge a raíz de otras disciplinas artísticas, como los cómics o el arte plástico.

Diseños

● Motivación: nada mejor como elemento de decoración en un gimnasio que un graffiti con una frase motivadora; de esta manera, cuando las personas acudan a hacer deporte se sentirán muchísimo más motivadas.
● Paisajes: también se puede apostar por un mural de paisajes. Lo más habitual es apostar por paisajes en 3D, con profundidad: una isla, una cascada, una montaña…
● Futbolistas: los graffitis de futbolistas son muy demandados en todo el mundo. En cuanto al diseño, lo cierto es que existen de todo tipo; desde aquellos más realistas con el rostro de los jugadores cuidado hasta el más mínimo detalle, hasta aquellos más abstractos o incluso caricaturizados.

Una de las grandes ventajas de apostar por este tipo de arte urbano para decorar una determinada zona interior o exterior, es que no existe ningún tipo de límite en cuanto a creatividad e imaginación.

La elección del color

Cuando vas a decorar un determinado establecimiento comercial, una de las decisiones más importantes a tener en cuenta son los colores del mismo. Este va a depender de una gran selección de factores, como la actividad del negocio, su imagen de marca y las preferencias del público objetivo. En el caso de un gimnasio, a continuación señalamos las mejores opciones disponibles.

● Rojo: un color muy intenso y pasional. Se trata de un color muy estimulante, por lo que no es la mejor opción cuando se quiere transmitir tranquilidad, como por ejemplo en un negocio relacionado con la belleza o la salud.
● Amarillo: el amarillo es un color muy llamativo, que se relaciona con la alegría y la felicidad. Normalmente, el amarillo por sí mismo no tiene la fuerza suficiente, de forma que se suele combinar con otros como el negro.
● Naranja: un color muy jovial, estimulante y creativo. Es una opción estupenda para negocios relacionados con la diversión, como por ejemplo juguetes infantiles.
● Verde: este color se relaciona con la naturaleza. Si es un tono muy suave resulta muy relajante y tranquilo. Una opción 100% recomendable para negocios que tengan cierta relación con la naturaleza, como herboristerías.
● Negro: la mejor alternativa cuando se quiere transmitir una imagen de exclusividad y calidad en un determinado local comercial.

Historia del graffiti

Aunque son muchos los que consideran que el graffiti es una modalidad artística que nació en el Siglo XXI, lo cierto es que su origen se remonta a varios miles de años atrás. Sólo tenemos que recordar cómo nuestros antepasados realizaban pinturas en cuevas; si bien es cierto que poco o nada tienen que ver con el graffiti tal y como lo conocemos hoy en día, podemos considerar este tipo de pinturas como el nacimiento del arte urbano.

Los primeros en realizar graffitis de una forma muy similar a los actuales fueron los ramones. Es más, la palabra grafito proviene del latín scariphare o “incidir con el scariphus”. Durante el Imperio Romano este tipo de diseños eran totalmente anónimos y generalmente giraban en torno a dos temáticas: sátira y crítica política.

Tras la caída del Imperio Romano, esta modalidad de arte urbano fue aislada, dándose únicamente en algunas civilizaciones y sociedades a lo largo de la historia.

Fue en los años 80 del Siglo XX cuando el graffiti regresó a la cultura popular como una modalidad de arte urbano. Por aquella época este tipo de diseños se hicieron muy populares en ciudades como Nueva York o Philadelphia, especialmente en barrios marginales de ambos. En la década de los 80 surgieron numerosas pandillas que utilizaron el tag para marcar su territorio.

Aunque por aquel entonces los graffitis eran considerados puro vandalismo, lo cierto es que en la actualidad tienen una gran reputación en todos los ámbitos de la sociedad. En numerosas ciudades alrededor del mundo se están rehabilitando fachadas de edificios antiguos con este tipo de diseños.