Freestyle

El freestyle rap o freestyle es un estilo o modo de interpretar letras de rap: su característica principal es que dichas letras son improvisadas, creadas en el mismo momento en el que se rapea. Para improvisar estas letras, los raperos se inspiran en lo que ven y en lo que sienten.
La popularidad del freestyle rap ha aumentado en los últimos años debido a las múltiples competiciones que se realizan cada año en diferentes partes del mundo. Además, también se celebran encuentros underground o callejeros en los que muchos MC sacan a relucir su buen freestyle.

Formas de practicar freestyle rap

Existen dos maneras de practicar una improvisación o freestyle rap. La primera de ellas puede surgir en una ronda de varias personas en las que se improvisa por diversión. La segunda de ellas es a partir de una competición en la que un MC ataca a otro señalando sus defectos y superándolo técnicamente, realizando rimas de mejor calidad. Estas competiciones pueden disputarse sobre un tema concreto o con temática libre, pueden usar micrófono o no, pueden ser sobre una tarima o en el suelo… Asimismo, las competiciones obedecen a varias fórmulas: 1vs1, 2vs2, 3vs3, 4vs4, 1vs1vs1vs1vs1, etcétera. La fórmula clásica para competir es MC-MC-MC-MC, utilizando un jurado. Estos jueces dictan quién es el rapero vencedor; en caso de que no lo tengan claro exigen una réplica o una segunda ronda para desequilibrar la balanza.
Las competiciones de freestyle rap más conocidas son las Batallas de los Gallos, en las que dos MC compiten por ver quién es el mejor llevando a cabo una improvisación.
A mayores, los MC improvisan a menudo en sesiones jams y en conciertos (donde a veces la improvisación forma parte del propio espectáculo).
El MC que practica freestyle rap recibe el nombre de freestyler. Hay raperos que demuestran ser mejores improvisando que componiendo letras. El fallecido rapero estadounidense Big L es considerado uno de los reyes del freestyle rap y del punchline.

Red Bull Batalla de los Gallos

Una de las competiciones de freestyle rap más famosas a nivel internacional es la Red Bull Batalla de los Gallos, donde se ven las caras MC de diferentes países de habla hispana. El eslogan de esta exitosa batalla que celebró su primera edición en el año 2005 es: “Muchos hablan, pocos riman, solo los mejores improvisan”.
El único requisito para que un rapero demuestre sus dotes para la improvisación en la Red Bull Batalla de los Gallos es haber cumplido la edad mínima de 16 años o cumplirlos el mismo año en el que se disputa la batalla.
Los raperos españoles se han proclamado en varias ocasiones campeones de la Red Bull Batalla de los Gallos: Rayden quedó campeón en el año 2006, Noult lo hizo en el año 2009, 2014 fue el año de Invert, Arkano se hizo con el triunfo en el año 2015 y Skone ganó un año después.
Otros países que han cosechado grandes éxitos en la Red Bull Batalla de los Gallos son Argentina y México. El argentino Frescolate volvió como campeón de la batalla a su país en el año 2005 y el argentino Dtoke fue el primero de la competición en el año 2013. Por su parte, México fue el país campeón en dos ocasiones: en el año 2008 gracias a Hadrián y en el año 2017 gracias a la calidad de Aczino.
En España, en Argentina, en México o en Chile se realizan competiciones regionales para decidir qué MC representa a su país en la Red Bull Batalla de los Gallos.
La sede de cada Red Bull Batalla de los Gallos es rotatoria. El campeonato cambia de país cada año.

El freestyle rap en España

En España se celebran diferentes competiciones de freestyle rap durante todo el año: Hipnotik, GoldBattle, BDM España y FMS. En este país destacan freestylers como Chuty, Zasko Master, Force, Walls, Errecé, Bta o Blon. También sobresalen nombres como Arkano o Skone, ambos coronados campeones en diferentes ediciones de la Red Bull Batalla de los Gallos.
Los españoles suelen referirse al freestyle rap como ‘improvisación’ aunque la traducción literal del término sea ‘rap de estilo libre’.

Aspectos relevantes de un buen freestyle rap

Para desarrollar una buena improvisación o un buen freestyle rap, el MC ha de contar con cuatro habilidades fundamentales: ser ingenioso, tener una buena actitud, lograr implicar al público y saber realizar un punchline de manera correcta.
En una batalla, un rapero ingenioso sabe cómo atacar al rival mencionando sus defectos, sabe responder a las ofensas del contrincante y sabe rimar sobre sucesos o anécdotas que ocurren en el preciso momento en el que está rapeando (dotando de una mayor realidad a su improvisación).
Aunque un MC puede ponerse algo nervioso en sus primeros encuentros o batallas, es fundamental salir a rapear con seguridad y mantener siempre una buena actitud. El freestyler debe estar suelto y cómodo, buscando en todo momento ser superior a su rival.
Cuanto más a gusto esté el rapero improvisando, más a gusto estará el público con él. Un buen freestyle rap es esa improvisación en la que los espectadores vibran con el MC. De hecho, la reacción del público llega a ser crucial en batallas en las que el papel de los participantes está muy igualado: los jueces tienen en cuenta el entusiasmo que ha despertado y el ruido que ha generado cada rapero.
Otro elemento que debe cuidar un freestyler es el punchline: esa línea atrevida o metafórica que se utiliza para dar un golpe de efecto o cerrar la improvisación. Este punchline rompedor puede servir para dejar constancia de la gran superioridad del MC que rapea o para reducir al rival, burlándose incluso de sus dotes como rapero.

El flow y las estructuras

Dos cuestiones que son asimismo muy importantes para hacer una buena improvisación son el flow y la estructura. Aunque no son los aspectos que más valora el público, sí son dos puntos muy vigilados por el jurado de una competición o batalla.
El flow es la capacidad de un freestyler de adaptarse correctamente a la melodía sobre la cual rapea. Aunque la mayoría de MC dan más importancia al ingenio que al flow, muchos raperos recuerdan a menudo que en las improvisaciones es igual de importante ser original que estar en consonancia con cada base musical.
Por otra parte, también son muchos los MC que creen que solo los jueces vigilan las estructuras de las improvisaciones. Para conectar con el público, la mayoría de los raperos recurren al pareado, huyendo de estructuras complejas. No obstante, sí es cierto que el jurado reconoce fácilmente una buena estructura y que valora muy positivamente la capacidad y el arte de un freestyler al manejar las rimas.