Writers

Se llama writer o escritor a la persona que realiza graffitis en superficies como muros, vagones de metro o de tren, etcétera. Gracias a sus piezas elaboradas en espacios públicos muy transitados, el writer logra una visibilidad y consigue hacerse oír. A veces, un writer quiere también destacar por su valentía, por lo que elige grandes alturas o lugares de acceso difícil para pintar su pieza.
En la mayoría de las piezas leemos la firma o el apodo del writer creador. Estas firmas son ‘lanzadas’ con spray siguiendo estilos como el Block Letters, Bubble Letters o Wildstyle. En ocasiones el graffiti va acompañado asimismo por el tag del writer y de la crew a la que pertenece. Los graffitis más elaborados también pueden ir acompañados de kekos o muñecos.

¿Por qué se les llama escritores?

Los grafiteros o writers escriben su firma en espacios públicos para ser vistos y leídos de forma masiva. Aunque tradicionalmente se ha creído que muchos tags y piezas llevaban implícito un mensaje reivindicativo o ideológico, lo cierto es que la mayoría de los writers escriben y pintan piezas porque les apasiona y porque son una huella de su existencia.
El autor murciano Arturo Pérez Reverte, que publicó en 2013 una novela sobre el mundo del graffiti, ‘El francotirador paciente’, definió así al writer en una entrevista concedida al periódico ABC: “La aspiración de todo grafitero es que lo vean, que lo lean, que lo lean mucho, que lo vean mucho. Un grafitero que se hace un vagón de metro, que se hace un vagón de tren, consigue muchos más lectores de los que puede conseguir un escritor de novelas (…) Para ellos su nombre en una pared es: escribo, luego existo, soy (…) El grafitero es un tipo que tiene derecho a llamarse escritor. No es una palabra que hayan robado…”. Con respecto a la concepción popular que existe del graffiti como arma ideológica, Reverte añadió: “Los he tratado mucho y aunque hay muchos tipos de grafiteros, la verdad es que no hay una ideología detrás. Lo que pasa es que a veces su vida, su entorno social, su extracción, coincide con segmentos reivindicativos y segmentos puteados. Pero es muy pequeño el porcentaje de grafiteros que utilizan el grafiti como arma ideológica (…) Lo importante del grafitero es la firma”.

El código de los writers

Aunque el propio Arturo Pérez Reverte confiesa en la misma entrevista con ABC que, antes de adentrarse en crews para conocer su funcionamiento, él consideraba que los grafiteros eran tan solo vándalos, a raíz de documentarse para el libro descubrió que hay muchos tipos de writers. Es cierto, por ejemplo, que en el mundo del graffiti los propios grafiteros conocen como vandal (vándalo) a alguien que ‘tira’ graffitis sin esmero y dedicación artística, ensuciando por tanto la imagen de los grafiteros más entregados y comprometidos con la cultura hip-hop.
Pero no todos los grafiteros son vándalos y los auténticos writers se diferencian o segmentan según cuál sea su fama o popularidad o según cuál sea su ámbito de actuación. Según su ámbito de actuación, los writers pueden ser treneros (si pintan vagones de tren o metro), grafiteros de muros, etcétera. Por otro lado, los writers más populares y que más se hacen respetar (por tener más firmas en una ciudad, por ejemplo) son llamados kings, mientras que los que están comenzando en el arte del graffiti reciben el calificativo de toy.
Especialmente estos toys que se inician como writers deben aprender durante sus primeros pasos cuál es la ética y cuáles son las reglas no escritas que operan en el entorno del graffiti. Para empezar, todo writer debe saber que los grafiteros no pintan sus piezas en monumentos o en elementos de la naturaleza como árboles o piedras.
Seguidamente, todo grafitero debe conocer y respetar un código de conducta para una coexistencia en paz (la palabra respeto es muy utilizada entre los writers). La principal norma de este código es la de no tapar nunca la obra de otro writer. Solo se podría tapar la pieza de otro writer si la obra estuviese en mal estado e, incluso así, lo ideal sería hablar con el autor primero y pedirle permiso para tapar su trabajo deteriorado. A la hora de tapar una pieza, los writers siguen cierta jerarquía: un mural puede pisar una pieza, una pieza puede pisar un throw up y un throw up puede pisar un tag. Es importante seguir esta jerarquía.
Otra norma fundamental a seguir es que un writer no debe copiar el estilo a otro writer y no debe acompañar un graffiti con el tag de otro. Los writers que no siguen este código de conducta son expulsados de su grupo de grafiteros o crew.
Además, la ética del graffiti guarda normas específicas para esos benjamines del graffiti o toys. Ellos no solo deben respetar al king de la ciudad, sino que deben respetar de una manera especial las piezas de writers mucho más experimentados que él, sin taparlas, imitarlas, interrumpirlas o quitarles protagonismo. Los toys que no llevan a cabo estas recomendaciones pasan a ser despreciados por el resto de grafiteros.

Ver profesionales ¿Buscas un profesional? Recibe presupuestos gratis