Rey de la línea

Los graffiteros llaman “rey de la línea” a aquel writer que más veces ha estampado su firma en los vagones de una línea específica de metro.
Los primeros convoyes de metro decorados con tags fueron los del Nueva York de la década de 1970. Uno de los primeros treneros fue Taki 183, un chico que viajaba a menudo en metro debido a su trabajo como mensajero. Este writer bombardeó su firma tanto en el interior como el exterior de los vagones y fue imitado por muchos otros jóvenes en toda la ciudad.

Dificultades para los reyes de línea

Según aumentaban los tags y cada línea se hacía con un rey, la Metropolitan Transit Authority de Nueva York (MTA) decidió endurecer sus medidas contra el graffiti. En 1980 se instalaron vallas en torno a los vagones de metro y estos fueron recubiertos con pintura resistente, a prueba de spray. El aumento de vigilantes también complicó la realización de sus piezas a muchos writers, que se las ingeniaban como podían para no perder la “propiedad” de su línea de metro.

Ver artistas Publicar