Hall of Fame

Los artistas del graffiti conocen como Hall of Fame a la superficie o muro en el que se concentran piezas sofisticadas de writers consagrados. De hecho, Hall of Fame puede traducirse al castellano como Salón de la Fama. También hay aficionados al graffiti que se refieren a un Hall of Fame como Wall of Fame (muro de la fama) o HoF (Hall of Fame escrito de manera abreviada).

La aparición del primer Hall of Fame

El primer Hall of Fame surgió en el año 1980 en la calle Park Avenue & East 106th de Nueva York. En esta vía del barrio de Harlem, el writer Ray Rodriguez (conocido como Sting Ray) decidió convertir un muro en un punto de encuentro para grafiteros. En dicho muro, los writers podían demostrar y compartir con el mundo sus habilidades. Este primer Hall of Fame fue completamente legal, debido a que los artistas contaban con permiso para decorar el muro.
A partir de este primer HoF en Nueva York, aparecieron muchos otros en EEUU y en Europa. En la década de los 80, por ejemplo, las ciudades de París y de Múnich inauguraron sus propios Hall of Fame (igualmente desde la legalidad). El Hall of Fame parisino se encontraba en el barrio de Stalingrad; el Hall of Fame de Múnich estaba en la calle Dachauer, a la altura de su mercado. Este Hall of Fame alemán fue el más amplio de Europa hasta su demolición en el año 1989.
No obstante, a los HoF de París y Múnich siguieron muchos otros: en la década de los 90, una parte del muro de Berlín se convirtió en un Hall of Fame (exactamente lo que hoy conocemos como East Side Gallery). También aparecieron otros salones de la fama en ciudades alemanas como Wiesbaden (concretamente en uno de sus antiguos mataderos).
Actualmente, el Hall of Fame más grande de Europa es el Aerosol-Arena, localizado en la ciudad alemana de Magdeburgo.

Características de un Hall of Fame completamente legal

Un Hall of Fame sirve para reunir en un muro o ubicación las mejores piezas de los writers más prestigiosos del lugar. Si el Hall of Fame tiene mucha reputación, también puede contar con obras de grafiteros foráneos.
Las piezas de un Hall of Fame son piezas de calidad cuya elaboración requiere bastante tiempo. Los writers actúan con la seguridad y la calma que garantiza pintar en un muro de forma totalmente legal. Además, a esta calma hay que añadir la experiencia de los artistas, ya que los writers que intervienen en los salones de la fama son los más respetados y populares: es decir, los que en el mundillo del graffiti se conocen como kings (reyes).
A mayores de respetar el ‘pedigrí’ de los artistas, en los Hall of Fame se siguen todas las reglas marcadas por la Administración o por el propietario del muro. Asimismo, es obligatorio mantener la zona limpia (sin dejar aerosoles vacíos u otras herramientas utilizadas en la acera) y respetar las obras aún inacabadas. También se apela a la responsabilidad ciudadana para que las piezas no sean en ningún momento destrozadas o garabateadas por niños.

Hall of Fame ilegal

Si te preguntas si existe algún salón de la fama para grafiteros ilegal, la respuesta es sí. En la ciudad finlandesa de Tampere, por ejemplo, se encuentra uno de los Hall of Fame más famosos de Europa. Al contrario que en los Wall of Fame legales, en salones de la fama como este de Finlandia los writers no disponen de permiso para pintar en esa superficie o muro que, igualmente, se ha convertido en punto de encuentro para un importante número de grafiteros y aficionados de la cultura hip-hop.