Acido para Cristal - Acido Fluorhidico para Firmas en Cristales - ¿Qué es?

Acido de cristal – Acido fluorhidico graffiti

El ácido fluorhídrico (HF) es un ácido fuerte y corrosivo utilizado por algunos writers para bombardear su firma sobre vidrio. Se trata de un líquido soluble en alcohol, éter, benceno o acetona, con el que algunos writers recargan sus markers de cara a inmortalizar su firma en algún cristal. No obstante, el ácido fluorhídrico también serviría para marcar cemento, cuero, caucho, compuestos orgánicos, esmalte y metales como el hierro.
El uso de este ácido entraña varios peligros, por lo que a veces ha llegado a venderse a través del mercado negro. En cambio, en algunas tiendas como Manuel Riesgo S. A. (www.manuelriesgo.com) venden ácido clorhídrico al 37%, lo que en ocasiones se utiliza con una finalidad similar.

Peligros y alternativas

La diferencia entre pintar un vidrio con un rotulador al uso y marcar este con ácido fluorhídrico estriba en que el rotulador de pintura es mucho más fácil de eliminar que el ácido. La pintada con ácido solo se podrá suprimir mediante el pulido del cristal.
A pesar de todo, los foros de grafiteros están llenos de writers que desaconsejan el uso del ácido fluorhídrico o clorhídrico para prácticas como esta, debido a lo arriesgado que puede llegar a resultar. Algunos cuentan que al mezclar estos ácidos con otros líquidos, la reacción fue tal que su rotulador explotó.
Cuando estos ácidos son tratados en los laboratorios, los trabajadores están protegidos con gafas, mascarilla y guantes. Tal y como cuenta Xakata Ciencia en este reportaje , a un técnico de laboratorio le cayó en el muslo una tacita llena de HF y, a pesar de lavarse inmediatamente y de que lo llevaron corriendo al hospital, perdió la pierna.

Una opción algo más recomendable

Es posible conseguir un ácido para cristal que no es más que una crema o líquido pastoso con ácido fluorhídrico mucho más aconsejable que utilizar el ácido fluorhídrico en solitario. Sigue siendo un producto fuerte y corrosivo que ataca el vidrio y que, en todo caso, debe ser usado con toda la seguridad del mundo.