B-boy y B-girl

Todo buen hip-hopero sabe que el b-boying o el break-dance es la guinda del movimiento hip-hop junto con el graffiti, los MC y los DJ. Estas disciplinas no solo coexisten, sino que se complementan y retroalimentan.
Los b-boys surgieron a finales de los años 60 en Bronx, New York, condado que en aquel momento estaba principalmente poblado por familias de origen afroamericano, hispano o jamaicano. Estos b-boys y b-girls o flygirls (sí, un paso por delante en igualdad de género) son los que interpretan break-dance, un baile al ritmo de DJ que hoy cuenta con fama mundial. En realidad, los más puristas defienden que el uso de las palabras break-dance para referirnos al b-boying es incorrecto y obedece a un impulso comercial.

El nacimiento de los primeros b-boys

Los inicios del b-boying estuvieron influenciados por bailes antagónicos como el rocking (tendencia entonces en Brooklyn), del que se incorporaron movimientos como el jerk. Pero el b-boying evolucionó por su cuenta, abandonando los sonidos rockeros y acercándose más al funk gracias a figuras como la de James Brown o el DJ Kool Herc. El jamaicano Kool Herc, consciente de lo mucho que encendían a los jóvenes las partes musicales (breaks) de la música de Brown, configuró un estilo propio, pinchando los breaks en bucle y creando sesiones de baile únicas en las que se perfeccionaron movimientos de pies y posturas congeladas que hoy se conocen en la cultura urbana como footwork, top rock y freeze.

Competiciones de Break Dance internacionales

Desde el año 1990 existe una competición mundial que pone a prueba los giros de b-boys de todo el planeta. Se trata de Battle of the year, un certamen donde los mejores bailarines preseleccionados en cada país se ven las caras en una final disputada en Alemania (en los últimos años, en la ciudad de Essen). Conjuntos como el japonés Flooriorz (vencedores desde el año 2015 hasta el 2017) o el francés Vagabonds (primer puesto en 2011 y 2012) están siempre entre los favoritos. Representando a España, Doble K. O. ha cosechado éxitos como el premio al Mejor Show en 2015.
El evento despierta tanto interés que ha sido llevado a la gran pantalla en 2013. En ‘Battle of the Year: The Dream Team’, el director Benson Lee describe a un equipo de b-boys estadounidenses guiado por un entrenador de baloncesto y obsesionado con devolver a su país (cuna del b-boying) la copa del campeonato. También se rodó un documental en 2007 que lleva por nombre ‘Planet B-boy.’

Competiciones de Break Dance en España

En España se celebran varios festivales o competiciones en las que puedes disfrutar de diferentes crews ingeniándoselas para destacar. El certamen Floor in Flames (3vs3) se disputa en Navarra reuniendo a un gran número de b-boys y de b-girls y gozando ya de cierta veteranía, con diez ediciones a sus espaldas.
Vícar (Almería) celebra a principios de año su competición Duelo en el Desierto (dentro del festival Hip-Hop Street Vícar). En esta cita que ha celebrado ya su décimo tercera edición se reúnen DJ y jueces de todo el mundo.

B-boys más conocidos en España

Sería difícil mencionar todos los eventos en los que b-boys o b-girls se baten en duelo en España. Los bailarines también se ven las caras en el festival Slap de Zaragoza, el encuentro Son 15 de Barcelona o en citas como el festival dedicado a la cultura urbana O Marisquiño, en Vigo. Este tipo de eventos sirven para conocer el trabajo de los b-boys con más recorrido o descubrir talentos emergentes.
Entre los b-boys con más fama de España se encuentran el zaragozano Extremo o el cordobés Xak. Este último se hizo especialmente conocido por llegar a la competición final europea de Red Bull BC ONE y por compaginar su afición hip-hopera con la seriedad que exige su trabajo como abogado, algo que se convirtió en una anécdota para muchos medios de comunicación.